Más información en la página oficial de WRG.

Recibo una llamada y miro mi cuenta en el ordenador, otro aviso de investigar el área. Nos han confirmado lo que sospechabamos... además de estar infectada es una zona invadida. Pero sabemos que Twitter más que una red social, es un medio de comunicación que la corporación WRG usa allí para sus fines. Aún así, ¿qué esconden? ¿otra nueva cepa? ¿un nuevo laboratorio?

No disponemos de más datos ni tiempo para seguir con ello. Tenemos que actuar, y no tenemos miedo, una vez más llamaremos al pueblo.

Sabemos que no será fácil para ellos, trabajaremos toda la noche, nos adentraremos y lucharemos para acabar con su estrategia.

Telefono con batería, conexión a internet, astucia y valentía para conseguir salir con vida... y sobre todo, ser conscientes de lo que nos espera.